La socialización en los perros

La socialización en un perro debe empezar desde el mismo día en que nace y no debe parar hasta que el perro nos diga su último adiós.

Desde pequeño con sus hermanos debe de estar, comiendo de la madre, jugando con sus hermanos, cuando es apartado de la madre (a los 2 meses de edad) no debe parar, si añadimos un nuevo miembro a nuestra familia hasta que no tenga las vacunas necesaria para poder bajar a la calle y pasear no debemos parar en casa de trabajar con el, jugando con muñecos, enseñándole donde hacer sus necesidades y pasando el mayor tiempo con él…

Cuanto antes pueda bajar a la calle y juntarse con otros perros mejor, nada de ir paseando con el perro atado viendo a los otros perros libres y jugando, cuando antes se integre en la manada mejor, los primeros días tendrá miedo y vendrá a parar debajo de nuestras piernas, tendrá respeto a todos los otros perros… Pero en un par de encuentros mas con otros perros ya empezará a soltarse, empezará a querer jugar y a seguir a los mas próximos a su talla, a morderles y los otros a querer jugar con nuestro cachorro.

Muchos perros que los dueños los llevan siempre atados cuando otro can se acerca a oler sienten amenaza o miedo mas que curiosidad, y eso es malo, no sabemos como van a actuar

Cuando el animal sea mas mayor, a partir de los 7 años en razas medianas – grandes o los 9 en razas enanas nuestro animal saldrá a pasear y seguro que no se relacione al igual que siempre, no entrará dentro del juego de los mas pequeños, se apartará de lado, pero eso es normal.

Nunca dejar de juntar a nuestro perro con otros perros aunque sea ya un anciano.

Socialización, siempre!!!

 


Share

Quiza tambien te interese