Algunas curiosidades sobre las gaviotas

¿Como tener un buen comienzo en una exposición ante un publico dificil?

Gracias a la suerte del destino tuve profesores algo peculiares. Que con las manos curtidas de pelear con adolescentes duros y cerrados, inventaban mil historias para despertar su interés por la vida y la salud.

Tambien tuve la suerte de estudiar en un colegio en el que mirando por la ventana se veia el mar.

¿Cuantas tardes de verano mirando al infinito en clase de historia ?...

Bueno, empezamos la historia.

Un buen dia, uno de los profesores empezó su clase así:

¿Vosotros no venis aqui a estudiar gandules? Pues sabed, que yo tampoco vengo a enseñaros nada.

Os voy a contar un secreto; yo vengo a estudiar a las gaviotas y os voy a contar algunas cosas que he descubierto despues de 10 años dando clase en este instituto.

Mas de uno pensaba que esa tarde pasaria algo raro... pero no, la historia siguió y ademas era siempre cierta.

En cada grupo de gaviotas siempre hay una gaviota que vamos a llamar la gaviota disidente. Esta gaviota siempre está en contra de lo que todas las demas opinan. Si todas deciden comerse un pez muerto, ella tiene que comerselo vivo, si todas deciden darse un baño ella se queda en la orilla.

¿Os lo creeis? Las risas se oian retumbando en clase. Entonce seriamente nos dijo:

Mirad, las gaviotas se posan siempre en grupos de 4 o 5 en las farolas del paseo maritimo, asomaos por la ventana y vereis como en cada grupo de gaviotas todas miran hacia un lado y una de ellas, en el 100 % de los casos, mira hacia el lado distinto. Esa es la gaviota disidente.

Tengo que decir que la cara nos cambio a todos cuando miramos hacia el paseo maritimo y el hombre tenia mas razón que un santo.

De inmediato todo el mundo se sento en su mesa y cerro la boca para eschuchar la siguiente curiosidad sobre las gaviotas.

Y nuestro profesor prosiguió su disertación.

Ahora os voy a contar que en todos los grupos de gaviotas hay un gavioto que es el que tiene los huevos mas gordos, este siempre tiene que posarse por encima de los demas sea donde sea, pero por encima de los otros.

Otra vez la tira de risas, y nos volvimos a asomar al ventanal toda la clase.

Efectivamente, podiamos ver muchos grupos de gaviotas en el paseo maritimo y siempre habia un gavioto en una palmera, en la punta de la farola o donde fuere, pero por encima de los demas.

Casi creiamos que no podía volver a sorprendernos, pero se guardó un as en la manga, y nos dijo:

Si yo quiero, todas las gaviotas se irán de donde estén, y da igual lo lejos que yo esté... asi que esto fue lo que ocurrio:

Nuestro profesor empezó a mover los brazos como batiendo las alas detrás de un gran ventanal que daba al paseo maritimo y todas las gaviotas en cuanto lo vieron empezaron a volar alejandose de la posición en la que estaban.


Se que habrá mucho esceptico entre nuestros lectores, esperamos que podais comprobar ciertamente estas aseveraciones en cuanto tengais ocasión en cualquier playa donde haya gaviotas.

 

Que quede en la memoria digital aquella tarde.

 


Share