Boa constrictor

La boa constrictor es una serpiente originaria de América, desde Argentina hasta el norte de México. Suele vivir en sitios áridos como desiertos o sabanas, aunque también se las puede encontrar en bosques húmedos y terrenos de cultivo, es una serpiente tanto terrestre como arbórea.

Son serpientes solitarias y nocturnas, de día están escondidas entre las ramas de los árboles, arbustos, troncos huecos y suelen cazar por las noches. Tienden emboscadas a sus presas trepando a los árboles, son muy buenas nadadoras. Como no tienen muy buena visión, dependen de sus escamas termosensibles para detectar a las presas. Suelen alimentarse de roedores, lagartos, zarigüeyas, ardillas y también tienen predilección por los murciélagos a los que acechan desde los árboles y cazan en pleno vuelo. Al ser constrictoras la forma de matar a sus presas es la constricción ( la estrangula ).

Las boas pueden medir entre 0,5 m y 4 m, dependiendo de la subespecie y del sexo del animal, las hembras suelen ser más grandes que los hombres; en cautividad se ha llegado a tener un ejemplar hembra de 5,5 m, en el zoo de San Diego. Su esperanza de vida en libertad no suele ser mayor de 20 años, y en cautividad puede llegar a los 30 años, aunque el ejemplar más viejo en cautividad llego a vivir 40 años, en el zoo de Filadelfia.

Últimamente estas serpientes están ganando popularidad como animales de compañía, no son difíciles de mantener, y suelen ser buenas mascotas con sus dueños, pero no debemos olvidar el gran tamaño que alcanzan y que no son realmente animales de compañía.


Share